Hyundai libra la escasez de semiconductores que enfrenta la industria automotriz

Hyundai libra la escasez de semiconductores que enfrenta la industria automotriz

Hyundai libra la escasez de semiconductores que enfrenta la industria automotriz

Hyundai ha podido esquivar la escasez global de semiconductores que ha afectado a prácticamente todos los fabricantes de automóviles, obligándolos a recortar la producción en todo el mundo. Esto ha llevado a periodos de espera inusualmente largos en varios vehículos, retrasando la recuperación del sector.

Volkswagen y General Motors se han visto fuertemente afectados, lo que ha llevado a Alemania y a Estados Unidos a intensificar los esfuerzos e incluso llevar el desabasto al terreno diplomático para resolver la escasez.

Los semiconductores son una parte clave de la electrónica de un automóvil. Sin estos chips, los nuevos sistemas de información y entretenimiento, las asistencias al conductor y otros componentes electrónicos críticos no funcionarían en absoluto. Estos componentes no se pueden fabricar e instalar en los coches sin los chips.

Pero ahora prácticamente todos los fabricantes de vehículos han tenido que competir con otros productores de dispositivos electrónicos de consumo, como consolas de juegos, computadoras portátiles, computadoras de escritorio y tabletas, que también requieren de estos semiconductores y que en los últimos meses han incrementado su demanda.

Hyundai y su empresa hermana Kia, además del fabricante japonés Toyota, son los únicos fabricantes de automóviles que han mantenido una reserva de chips que les ha permitido mantener la producción relativamente estable hasta ahora.

Mientras que la mayoría de las armadoras comenzaron a recortar pedidos de chips debido a la disminución de la demanda de automóviles nuevos en medio de la pandemia, Hyundai comenzó a almacenarlos. El fabricante surcoreano no solo siguió ordenando chips, sino que aceleró los pedidos de hacia fines de 2020.

“Tenemos que agradecer la visión de la marca de tener un inventario suficientemente fuerte de estos chips. Fue un tema estratégico, gracias a esto no hemos tenido hasta ahora afectaciones por la escasez global”, dijo en entrevista Claudia Márquez, presidenta y directora general de Hyundai México.

Tras las irrupciones que sufrió la cadena de suministro de Hyundai en la primavera pasada, el fabricante surcoreano tomó un enfoque más conservador sobre sus inventarios de autopartes, dando un golpe de timón al enfoque típico, just in time, que mantuvo el resto de los fabricantes de automóviles.

Además, en 2019, la armadora tuvo una disputa comercial con Japón que afectó los suministros de productos químicos, mientras que a principios de 2020, cuando el coronavirus se estaba extendiendo en China, la producción se detuvo en las plantas de Hyundai y Kia debido a la escasez de una parte de porcelana.

Estas dos experiencias previas hicieron que el área de compras estuviera más alerta con los inventarios. Contar con un “buen stock” de semiconductores ha permitido a Hyundai no solo asegurar los chips, sino también comprarlos cuando eran más baratos.

Gracias a esto, el conglomerado ha podido mantener una producción constante de sus modelos alrededor del mundo, como lo demuestran las estadísticas de las importaciones realizadas en el primer bimestre del año.

Entre enero y febrero, la filial mexicana de Hyundai importó desde India 1,057 unidades del modelo Grand i10, una cifra que incluso fue ligeramente superior a la del mismo periodo de 2020, cuando el sector aún no estaba inmerso en esta crisis de semiconductores, según datos de Inegi.

Aunque la compañía ha dicho que no ve ninguna interrupción inmediata de la producción, los suministros de chips de Hyundai y Kia no durarán para siempre. Si la situación no mejora lo suficientemente pronto, la escasez inevitablemente afectará a Hyundai. “Continuamos monitoreando constantemente el abasto de chips”, dijo Márquez.

Los fabricantes de chips que suministran a las compañías automotrices subcontratan la mayor parte de su producción a productores por contrato como a Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC) en Taiwán, Samsung Electronics en Corea del Sur, y Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) en China, que priorizan los pedidos de clientes de electrónica que representan casi todos sus ingresos.

En 2020, solo el 3% de las ventas de TSMC, el mayor fabricante de chips por contrato del mundo, fueron de chips automotrices, en comparación con el 48% de los teléfonos inteligentes, según datos de la compañía.

Pero Hyundai tiene más proveedores locales que otros fabricantes. Es probable que estos proveedores, incluido Telechips, que contrata la fabricación a Samsung Electronics, den prioridad al fabricante surcoreano.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz prevé que la escasez termine en el segundo semestre del año. Kia dijo el mes pasado que desde octubre había estado revisando su cadena de suministro para evitar interrupciones en la producción.

“Es un tema sensible que está afectando a gran parte de la industria pero afortunadamente nuestra planta (en Pesquería, Nuevo León) no ha sido afectada y hemos seguido operando de manera normal”, dijo Horacio Chávez, director general de Kia, en una conferencia el mes pasado.

Aún así, existe una creciente preocupación en la corporación. Hyundai está revisando constantemente el inventario y está tratando de cerrar nuevos contratos de suministro de chips.

Una persona con conocimiento directo de las decisiones de compra de Hyundai dijo a la agencia Reuters a finales de febrero que la compañía ha comenzado a diversificar a sus proveedores de chips desde finales del año pasado.

En 2021, la filial mexicana de la marca se ha fijado la meta de incrementar ligeramente su participación de mercado, hasta el 3.5%, desde el 3.4% de 2020.

La disponibilidad de semiconductores será clave para mantener el inventario de vehículos en los pisos de venta e incluso poder aprovechar la escasez de modelos que están teniendo otros competidores.

“Ahora tenemos más estabilidad en el suministro de vehículos, comparado con el año pasado, cuando muchas de las plantas (de Hyundai) tuvieron que parar en todo el mundo… Nuestro objetivo (de ventas para este año) depende mucho de poder tener el suministro de vehículos en los pisos”, dijo Márquez.

Fuente:

Redacción-https://www.estrategiaynegocios.net/newsletter/newsletter3/1450473-330/hyundai-libra-la-escasez-de-semiconductores-que-enfrenta-la-industria-automotriz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X